La plataforma online acumula cuestionamientos y el año pasado recibió cartas documento de los comercializadores. Funcionamiento polémico en la región

Zonaprop y un "reinado" polémico: su dueña es apuntada por barrer con las inmobiliarias y exponen falta de controles

La expansión del negocio inmobiliario en la Argentina trajo consigo la consolidación de plataformas online que, bajo el precepto de simplificar el acceso a la oferta y reducir la intermediación, captaron rápidamente gran parte del movimiento de la compraventa y los alquileres. Dentro de esa tendencia, Zonaprop aparece como la compañía dominante en términos de volúmenes de consulta y operaciones que se cierran. Pero lo contundente de ese liderazgo ha generado, también, la reacción de inmobiliarias y otros actores del ámbito del ladrillo, que desde hace meses vienen denunciando que la controlante de la plataforma pretende establecer un monopolio a partir de la erradicación de los comercializadores y la ausencia de controles oficiales a su accionar.

«Queremos expresar nuestro más enérgico repudio por intentar evitar el corretaje inmobiliario (…) es una actitud que está reñida con las prácticas éticas y representa una gran deslealtad, ya que ese portal creció gracias a los (asesores) inmobiliarios que promocionamos inmuebles. Quieren (…) crear un monopolio«, señaló, en septiembre del año pasado, el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA) a través de un comunicado.

En otro tramo de ese mismo texto, la entidad expresó su «más enérgico repudio» a Zonaprop por «intentar evitar el corretaje inmobiliario«.

«Consideramos que ésta es una actitud sin precedentes porque está reñida con las más elementales prácticas éticas y representa una gran deslealtad ya que ese portal creció gracias a los inmobiliarios que promocionamos ahí nuestros inmuebles. Quieren apropiarse de nuestra actividad y crear un monopolio cambiando solapadamente la finalidad de su objetivo empresarial», remarcó la organización.

El perfil de la propietaria de Zonaprop

De ese mes a esta parte, la posición de las inmobiliarias lejos ha estado de haberse modificado. Muy por el contrario, entidades del segmento siguen apuntando al funcionamiento de la plataforma con foco en los movimientos de su controlante: la brasileña QuintoAndar, dueña de Zonaprop desde fines de 2021.

QuintoAndar tiene a SoftBank y Tencent entre sus inversionistas y además de Zonaprop controla Imovelweb, Wimoveis y Union Softwares en Brasil, Plusvalía en Ecuador, Compreoalquile en Panamá, Adondevivir y Urbania en Perú e Inmuebles24 en México.

La empresa impone condiciones y un esquema de comisiones que complica a las inmobiliarias.

En este último mercado, la brasileña también controla Vivanuncios y Segundamano, plataforma que cesará de operar en diciembre de este año también por decisión de QuintoAndar.

En México, la dueña de Zonaprop rápidamente cosechó críticas y fue acusada por los profesionales del sector inmobiliario local de intentar construir un monopolio en el ámbito de la comercialización de inmuebles.

«La compra de Vivanuncios y Segundamano es una mala noticia para la competitividad del mercado inmobiliario en México. Y para los miles de profesionales del sector que se verán afectados», expuso al respecto Jaume Molet, director general de Lamudi, el tercer portal inmobiliario más importante de ese país, en declaraciones recogidas por medios locales a principios de este año.

Los comercializadores de la región temen que en cada país en el que desembarca QuintoAndar ocurra lo mismo que en Brasil, mercado en el que la compañía terminó por dejar fuera de juego a casi la totalidad de las inmobiliarias. La misma preocupación es compartida por los referentes de ese sector en la Argentina.

En Brasil, la dueña de Zonaprop «limpió» las inmobiliarias

En Brasil, la empresa que controla Zonaprop terminó ‘limpiando’ a las inmobiliarias. Terminó controlando por completo el mercado de alquileres, por ejemplo. Y por supuesto que imponiendo sus aranceles.

Dejar afuera del circuito comercial a las inmobiliarias claramente es perjudicial para propietarios, compradores e inquilinos porque entonces ¿Quién controla que cada uno de estos actores esté en regla? El control de lo que se ofrece queda totalmente liberado. Nadie sabe si un dueño o alguien que va por un alquiler cumple requisitos mínimos. Zonaprop plantea casi un todos contra todos que es agresivo para el mercado.

En el caso de los alquileres, la ausencia de las inmobiliarias reduce significativamente las posibilidades de reclamos de los inquilinos en situaciones de incumplimiento por parte de los propietarios o en instancias de deficiencias en los departamentos.

A fines del año pasado, el CPI envió cartas documento a Zonaprop tras comprobar que la plataforma se arrobaba funciones de corredor inmobiliario, además de operar con un tasador virtual aunque esa posibilidad es incumbencia de las inmobiliarias.

Las plataformas  implican gastos muy altos siendo que se vende muy poco. Con una comercialización tan baja sostener los avisos se ha hecho muy cuesta arriba. A eso hay que sumarle esta publicidad de que se pueden hacer operaciones sin las inmobiliarias.

Al margen de la posición de los comercializadores, también está la resistencia al predominio de Zonaprop que exponen periódicamente organizaciones como Inquilinos Agrupados. A fines de marzo pasado, el grupo compartió en sus redes sociales sendos mensajes exponiendo cómo la plataforma da lugar a avisos con ofertas de alquileres que presuntamente violan la ley vigente y exigió la intervención inmediata de Defensa del Consumidor.

Fuente: iprofesional.com

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *