La iniciativa nació a mediados de 2022, a través de Presupuesto Participativo capitalino. Desde Energía Provincial Sociedad del Estado (EPSE) brindaron detalles sobre el proyecto.

Fueron tres motivos los que impulsaron a vecinos del barrio San Martín, ubicado en la localidad capitalina de Concepción, para presentar un proyecto de energía alternativa. “Proveer de energía a la torre tanque para que el consorcio no se quede sin agua, ahorro de costos y transformarse en una ciudad sustentable. Para ello, la opción elegida fue el uso de paneles solares.

La iniciativa nació a medidos de 2022. En este momento, los vecinos presentaron su propuesta para el Presupuesto Participativo de la Municipalidad de la Capital. Con los tres propósitos determinados, decidieron asesorarse con funcionarios de Energía Provincial Sociedad del Estado (EPSE) para conocer las diversas factibilidades y limitantes.

El organismo público brindó asesoramiento en base a la Ley Nacional de Generación Distribuida Nº27.424. La normativa, que San Juan adhirió en 2020 tras la aprobación de procedimientos técnicos, tiene por objetivo fijar las políticas y establecer las condiciones jurídicas y contractuales para la generación de energía eléctrica de origen renovable por parte de usuarios de la red de distribución. En resumen, su fin es mejorar el autoconsumo y eventual inyección de excedentes a la red.

Como se mencionó anteriormente, uno de los principales fines del proyecto es bajar el consumo eléctrico de la demanda común del barrio. El uso de ascensores, iluminación o bombas son grandes preocupaciones para los vecinos, pero principalmente, buscan contar con una alternativa cuando se queden sin suministro ante los cortes de energía eléctrica y las bombas no suban el agua suficiente al tanque del complejo habitacional. Como consecuencia, cerca de 3.000 se quedan sin agua potable.

Para dar respuesta a la demanda, dirigentes del ESPE brindaron su alternativa. El jefe del área solar de la repartición, les propuso a los vecinos instalar paneles solares de 20 kilovatios, y a futuro agrandarlos a 5 o 10 kilovatios. Con ello, cubrirían el 60% del costo de energía anual, como mínimo.

Los paneles solares pueden colocarse en la torre tanque, como primera etapa, y en los espacios comunes, como segunda opción.

Según el especialista, estos sistemas son totalmente modulares. No aconsejaron ninguna marca en particular, pero que sea Tier 1. “Nosotros recomendamos que sean paneles solares de primera calidad”, afirmó.

Pero, ¿Qué es el Tier 1? Es un listado realizado por Bloomberg de los fabricantes de solares que más venden y que ofrecen cierto grado de solvencia en cuanto a estabilidad de la empresa y garantía futura.

Por otra parte, el periodo de recuperación de la inversión sería en cuatro años y medio, en el mejor de los casos, o de ocho y medio, ante el peor escenario. Además, los paneles cuentan con una garantía de 30 años aproximadamente.

El principal limitante es una pregunta fácil de contestar: el contexto económico. Son proyectos rentables y las inversiones siempre logran recuperarse, pero la suba del dólar aumentó drásticamente el presupuesto. Pasó de valer cerca de 7 millones de pesos, a un dólar blue cotizado en $290 a fines de agosto del año pasado, a más de 15 con una divisa norteamericana que roza los $1.000.

Dentro del problema financiero, también aparece el acceso al crédito. Las únicas entidades que brindan créditos con más facilidades de pago provienen desde el ámbito estatal. También habrá que conocer cuál es la postura de los subsidios de las tarifas eléctricas que tomará el próximo Gobierno nacional.

Características del tanque, o el «gigante del cemento»

El tanque tiene una capacidad de 1.300.000 litros, que son los que permiten abastecer del líquido vital a las más de 3.500 personas que habitan en el complejo habitacional. El mantenimiento del gigante está a cargo de la Unión Vecinal del barrio. Para la limpieza del tanque se requieren cinco personas por lo menos durante ocho horas continuas. OSSE también colabora constantemente con el mantenimiento.

Hasta ahora, el tanque es suficiente para abastecer al complejo cuyas viviendas no pueden ser modificadas ni en el interior ni en el exterior. Desde la Vecinal contaron que constantemente estudiantes de Ingeniería visitan el lugar para observar con detenimiento la estructura.

Actualmente ya no se construyen tanques tan grandes sino que se colocan pequeñas unidades en cada una de las casas que se entregan. El objetivo es evitar los problemas de desabastecimiento. En el caso del barrio San Martín, hay versiones encontradas: un grupo de vecinos dice que muchas veces se le corta el agua, mientras que otro alega que nunca hubo cortes de agua.

El gigante de cemento es un caso único en la provincia y se luce como una estructura ingenieril construida bajo pautas técnicas de extrema excelencia. El tanque es único en San Juan.

Fuente: tiempodesanjuan.com

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *