living room, interior design, furniture-1835923.jpg

Rige la tercera etapa del plan para que los ahorristas que destinen dinero no declarado en unidades que actualmente están en obra en diferentes ciudades del país, con una alícuota de 20 por ciento

Mientras siguen las obras de construcción de vivienda se espera que más ahorristas con dinero no declarado lo destinen al mercado inmobiliario

Desde fines de febrero entró en vigencia la tercera etapa del blanqueo de capitales destinados a propulsar la edificación de viviendas. A esta altura rige la tasa de impuesto único (alícuota) del 20%, la más cara del plan ya que anteriormente fueron del 5% y 10% en las sucesivas fases. En términos de volumen, la respuesta hasta el momento no fue la esperada desde el sector mientras que la mayoría de las operaciones de compra de unidades en ejecución fueron por las de más de USD 400.000 que pertenecen al mercado premium.

Se estima que hasta hoy los ahorristas que optaron por declarar dinero invirtieron mas de $51.000 millones en desarrollos inmobiliarios que están en un grado de avance de obras inferior al 50% desde marzo 2021.

Hay expectativas para que esta herramienta se active con fuerza luego de abril. El régimen de blanqueo para la construcción lleva 8 meses desde que el Congreso nacional dispuso la prórroga de este instrumento que busca potenciar uno de los rubros más dinámicos de la economía argentina.

Lo del blanqueo es muy interesante. Hay bastante fe puesta en él, y mucha gente averiguando para ingresar. Ahora se paga un poco más de impuesto que en las anteriores etapas pero lo impulsamos para que la gente se anime a blanquear. Es una buena oportunidad para depositar la confianza en el ladrillo.

La alícuota del 20% estará vigente hasta el 16 de agosto próximo aunque el blanqueo para comprar viviendas en obras seguirá activo hasta fin de año

Desde el sector confían que haya un mayor volumen de operaciones a través del blanqueo porque entienden que también hubo ajustes de precios y hay viviendas en zona de oportunidad al igual que en el ámbito del usado.

Desde 2018 a la fecha las unidades en pozo bajaron un 25% y eso abre una ventana para sumarse a los proyectos que actualmente están en marcha.

Mucha gente es cauta y espera hasta el final para ver que pasa. También falta confianza y eso es clave para que cualquier negocio pueda crecer en buena forma.

Qué unidades se venden

El blanqueo captó interés en viviendas de 2 y 3 ambientes en su mayoría ubicadas en distintas partes del país pero a mano de buenos lugares de servicios como centros comerciales a cielo abierto, entidades educativas, clubes deportivos, centros de salud, entre otras áreas.

Las viviendas que están teniendo más éxito son las que tienen buenas expansiones con el exterior y diseño moderno

Por lo informado se han vendido unidades que están en buen avance de ejecución en ciudades como Mar del Plata, Puerto Madryn, Neuquén, Córdoba y Salta, además de Buenos Aires y la zona norte del Gran Buenos Aires.

Por lo general son viviendas de buenas expansiones con el exterior, cocinas contemporáneas, que disponen de terraza o balcón propio, parrilla, algunos amenities, como piscinas y espacio de coworking, entre otros.

En pozo no hay restricciones para comprar y la gente sabemos se está animando a derivar ahorros en viviendas que serán a estrenar.

¿Cómo se calcula el impuesto?

El impuesto se paga en pesos y si se blanquea moneda extranjera, se paga tomando como referencia el tipo de cambio comprador del Banco Nación de la fecha de acreditación del dinero en la Cuenta Especial de Depósito y Cancelación para la Construcción Argentina (Cecon.ar).

Por ejemplo, si se destinan USD 100.000 en la cuenta a razón de un dólar oficial de $209, y con el 20% del impuesto habrá que pagar un monto de 4.180.000 pesos.

Cómo seguir

Desde el mercado sostienen que hay consultas y que, al margen del blanqueo, se están haciendo operaciones de compra venta en general.

Entre los interesados, además de usuarios finales consultan personas que obtuvieron una herencia o donación informal en moneda extranjera de algún familiar y no la declararon. También profesionales o empresarios unipersonales que no facturaron sus servicios, empresas Pymes que antes de tener alguna contingencia impositiva se quieren adherir como tapón fiscal para una eventual inspección.

También está vigente el blanqueo del usado, pero en este caso es incipiente y por el momento no hay datos registrados. Su instrumentación recién se hizo en febrero y por ahora el interés es escaso según explican en el mercado inmobiliario.

Lo importante es que el ladrillo siempre protege ahorros. Tarde o temprano la gente se decidirá por blanquear. Muchos temen o dudan sobre que el próximo gobierno no exponga a quienes sinceraron su dinero como ocurrió otras veces. Esto hace hoy que varios no se decidan por apostar por esta herramienta que tiene gran validez. Una vivienda siempre valoriza el capital invertido sobre todo teniendo en cuenta que será a estrenar.

Fuente: infobae

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *