Ya se puede comprar y escriturar una propiedad fraccionada, un modelo ideal para las vacaciones
Crece el sistema Fractional, por el cual los cuota propietarios pueden ocupar la construcción varias veces al año.
Comprar a través del sistema Fractional Ownership o propiedad fraccionada es una modalidad de inversión inmobiliaria que se propagó en inmuebles destinados a segunda vivienda o residencia de vacaciones.
Este herramienta del Real Estate propone la adquisición de una parte de una vivienda a través de una operación inmobiliaria. Se puede escriturar y su uso se administra a través de un fideicomiso, con todas las garantías y posibilidades que un inmueble ofrece: reventa, alquiler, enajenación fiduciaria, transmisión a herederos, entre otras.
Quien adquiere una fracción se convierte en dueño en copropiedad del inmueble pudiendo utilizarlo en los tiempos convenidos y, además recibir las utilidades que su renta genere.
Bajo esta modalidad, se utiliza el concepto de multipropiedad, donde se permiten que varias personas puedan tener una parte de un mismo inmueble. Fue creado para edificaciones de gran valor, donde los copropietarios comparten el uso y los gastos. El uso de los departamentos se fracciona en partes iguales, teniendo cada uno de ellos la cantidad de semanas de uso por año, en forma proporcional al total de copropietarios definidos en cada complejo, las cuales se adjudican a través de un sistema de reservas online y autogestionado.
Esta opción está enfocada hacia todo público, si bien los valores dependen de las unidades que se comercialicen, el ticket promedio arranca en USD 7.500 para un monoambiente hasta los USD 42.500 para un cuota parte de una casa de 160 m2 totalmente equipada con piscina climatizada incluida.
El fiduciario o la persona que él designe (generalmente es el desarrollador) se encarga del mantenimiento y la asignación de usos de los propietarios, aclarándose que se pagan expensas en forma proporcional.
También en locación:
Las unidades mientras no se utilizan, pueden alquilarse. En este caso, los alquileres no se comparten, se entregan al propietario que tiene el uso en ese período. No es un pool de renta.
Las unidades, siempre en modelos de apart cuentan con servicio e instalaciones de hotelería, con todos los muebles y equipos, incluyendo electrodomésticos. También cuentan con vajilla, ropa blanca y amenities, se encuentran totalmente equipados y mantenidos; así el comprador recibe la propiedad lista para ocupar.
Se estima una rentabilidad anual por alquiler de las 4 semanas de uso de alrededor de un 4% sobre la inversión.
Diferencias y cómo funciona en otros países:
Desde el sector aclaran que la modalidad no es tiempo compartido. El sistema fractional se trata de la adquisición de una propiedad. En cambio, el comprador de tiempo compartido no adquiere la propiedad, sino que tan sólo el derecho de uso durante una cantidad limitada y predeterminada de años, situación en la que una vez cumplidos los plazos se extingue el derecho del comprador.
Si bien son términos que a la mayoría les resultan extraños, se trata de un modelo de comercialización de propiedades difundido y aplicado exitosamente en otros países con predominio del ámbito vacacional.
En el último lustro los principales desarrolladores inmobiliarios de Brasil han recurrido al modelo fractional que allí denominan Multipropiedade. En 2018 la venta de estas unidades representó en el vecino país el 30% del total de propiedades vacacionales, operando un total de USD 300 millones.
Entre las posibilidades, en el complejo Brisas de Mar Azul, cerca de Mar de las Pampas y Villa Gesell, se proponen aparts con todos los servicios de hotelería, y cada unidad se divide en 12 cuotas partes (copropietarios) con derecho a uso de 4 semanas al año cada uno de ellos.
En Costa Esmeralda, urbanización privada en el Partido de la Costa y cerca del límite con Pinamar. Con la compra de una casa bajo este sistema los copropietarios obtienen un derecho de uso en total de 8 semanas al año, para vacacionar dos semanas consecutivas en temporada alta (verano) en forma rotativa, más seis semanas en el resto del año.
En Córdoba ya funcionan varios emprendimientos con este sistema, siendo Luciérnaga Home y Buigas Propiedades sus comercializadores en exclusiva en AMBA.
Por otro lado, Luciérnaga Home ya adquirió tierras en los Valles Calchaquies de NOA Argentino y ya comenzó la obra de Finca Taki, un emprendimiento Hotelero – Turístico.
El Estado tiene en la propiedad fraccionada una herramienta eficaz y probada que podría ayudar a recuperar el mercado inmobiliario turístico y vacacional.
Fuente de consulta para el desarrollo de esta Publicación: https://www.infobae.com/…/ya-se-puede-comprar-y…

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *