¿Qué es ser un nómade digital? Se trata de alguien que se sirve de las nuevas tecnologías para poder tener un estilo de vida sin domicilio fijo. La idea detrás de este concepto es tener la libertad de trabajar de forma remota bien sea desde la casa, desde un café o una biblioteca.

El avance imparable de las nuevas tecnologías, unido a la transformación cultural que están viviendo las empresas, están haciendo posible que surjan nuevos modelos de trabajo al margen de los más tradicionales. Los horarios flexibles o los trabajos por proyectos son un ejemplo de cómo están evolucionando los entornos de trabajo. Pero si hay un cambio fundamental este es la posibilidad de que los empleados puedan ofrecer sus servicios desde lugares que no son una oficina gracias a la implantación del teletrabajo.

Durante el 2020, se estima que el número de nómadas digitales creció al menos 50%, y tan solo en Estados Unidos, poco más de 10 millones de americanos se consideran nómadas digitales.

La empresa Passport-Photo Online,considera que al menos el 71% de los trabajadores nómadas digitales son de tiempo completo, mientras que el 29% son parciales, y se estima que reciben un ingreso mensual de 4,500 dólares.

La compañía también señaló que la mayoría de los nómadas digitales prefieren trabajar en: 51% hoteles, 41% con amigos o familiares, 36% desde un Airbnb, 21% en coches y 16% en albergues.

Asimismo, el estudio indicó que Indonesia es uno de los principales destinos para los nómadas digitales, seguido por México y Tailandia. En Estados Unidos 24 millones de personas planean convertirse en nómadas digitales en los próximos 2-3 años.

Se demostró que el 56% de los empleos puede hacerse en forma remoto. Entre los nómades digitales se destacan tres grandes verticales:

Freelancers (blogueros, escritores, redactores, creadores de contenido, programadores web, especialistas en marketing digital, traductores, consultores, fotógrafos, periodistas, entre otros trabajos)

Emprendedores

Trabajadores remotos

Al igual que muchas empresas que vieron potencial en este tipo de viajeros, como hoteles que reacondicionaron sus habitaciones en oficinas, desde Assist 365 desarrollaron una póliza exclusiva para nómades digitales.

La misma incluye cobertura médica por accidentes y enfermedades en todo el mundo (incluida Covid-19), cobertura por robo o pérdida de aparatos tecnológicos, telepsicología sin límite de uso y urgencias odontológicas, entre otras cosas, por un costo que va entre los 600 y 700 dólares anuales.

Argentina busca atraer a los jóvenes viajeros

En el mundo se registran más de 35 millones de nómades digitales que desempeñan tareas laborales de manera remota. Las personas que integran esta comunidad se encuentran en un rango etáreo entre los 20 y los 40 años de edad, la mayoría de ellos con título universitario. Se estima que este grupo consume más que el resto de los visitantes del país: una estadía promedio se valúa en aproximadamente U$S 6000.

Para el gobierno porteño los nómades digitales son clave para recuperar la vitalidad de la Ciudad de Buenos Aires y la “economía del visitante”, ya que en promedio gastan más que los turistas convencionales y tienen estadías más largas.

Para estimular la llegada, el Gobierno de la Ciudad inauguró una página web dedicada a ofrecer información útil a los visitantes, donde además se puede solicitar un “kit de bienvenida” antes de viajar. Este kit gratuito incluye una tarjeta SUBE y un chip para el celular, además de descuentos en el traslado desde el aeropuerto de Ezeiza a la ciudad y tarifas especiales en alojamiento.

El ministro del Interior, Wado de Pedro; y su par de Turismo y Deportes, Matías Lammens, anunciaron hoy junto a la titular de la Dirección Nacional de Migraciones (DNM), Florencia Carignano, y la secretaria de Promoción Turística, Yanina Martínez, «Nómades Digitales», un nuevo tipo de visado que incluye un programa de beneficios con el objetivo de atraer a esta comunidad y generar un impacto económico positivo en el ingreso de divisas al país.

Entre los beneficios anunciados se destaca una visa, que otorgará un plazo de 180 días prorrogables por única vez, término idéntico al de la residencia transitoria, brindando la posibilidad de prestar servicios en forma remota a favor de personas físicas o jurídicas domiciliadas en el exterior. El teletrabajo es una tendencia global debido al avance de las tecnologías digitales, el contexto sanitario global y la revalorización de una forma de vida que integra el trabajo y el disfrute.

Por otra parte, se encuentra también disponible el Programa para Nómades Digitales en alojamientos, bajo el cual se enmarca una capacitación para trabajadores del sector hotelero con el fin de familiarizarlos con las necesidades específicas del segmento nómade. Asimismo, se está llevando adelante un sello para hoteles para que los nómades identifiquen rápidamente a los alojamientos que cumplen con los requisitos necesarios para vivir y trabajar en Argentina.

Qué países otorgan visa para ser nómade digital

Ingresar a un país y realizar actividades remuneradas -aunque sea a distancia- generalmente requiere un permiso especial. En este sentido, existen algunos países ofrecen visas para esta población.

México, Australia, Alemania, Grecia, Barbados, República Checa, Portugal, Costa Rica, Noruega, Estonia, Croacia e Islandia son algunas de las naciones que otorgan permisos.

Se trata de una autorización para el viajero que legaliza su estatus de trabajador en movimiento. Es decir que la persona puede disfrutar viajando mientras trabaja de manera independiente y remota.

Las condiciones de las visas para nómadas digitales varían dependiendo de cada país, así como los requerimientos para la expedición de una, pero de manera general es necesario contar con un pasaporte vigente y un comprobante de ingresos.

En México, el documento necesario para los nómadas digitales es la visa de residencia temporal. Sirve para viajar al país, siempre y cuando el propósito sea permanecer en territorio mexicano por un período de mínimo 180 días no mayor a 4 años.

Para viajar a Australia y trabajar se requiere la Workingg Holiday Visa (clase 417), es una visa temporal para jóvenes de entre 18 y 30 que desean pasar sus vacaciones y trabajar en Australia por hasta 12 meses.

Alemania ofrece dos tipos de visa para los viajeros que desean trabajar: Freiberufler y Gewerbetreibende. La primera abarca casi cualquier profesión, y la segunda está destinada a artistas o quienes deseen vender o producir bienes en el país.

La visa para trabajar de manera remota en Grecia requiere una estancia superior a los 6 meses y se tramita en línea. Algunas de las condiciones para tramitarla es que el viajero debe comprobar que cuenta con seguro médico, dinero suficiente y un empleo.

Barbados Welcome Stamp es una visa con cobertura de 12 meses de estadía, la cual se puede extender cuando este termine.

La visa de nómada digital de la República Checa es en realidad una visa de negocios a largo plazo para autónomos conocida como Zivnostenske opravneni o Zivno para abreviar. Permite a los autónomos vivir en la tierra que vio nacer al escritor Franz Kafka durante una año y medio.

Este país cuenta con el programa Nómadas Digitales de Madeira, un Working Space en el pueblo Ponta do Sol. No es obligatorio entrar con este programa, pero es una opción.

La Visa para Nómadas Digitales es un proyecto relativamente reciente en Costa Rica, fue aprobada en 2021 y permite a los independientes realizar tareas remuneradas en el país por 12 meses, con posibilidad de extenderse un año más.

Noruega ofrece dos tipos de visa para nómadas digitales, una que aplica para cualquier ocupación y otra reservada para personas que trabajan en proyectos noruegos.

La visa en este país permite trabajar de manera remota durante un año, para ello hay que comprobar que se tiene un negocio propio en el extranjero o una posición de trabajo remoto en el exterior. En este caso no se trata de una visa, sino de un permiso para estadías a largo plazo. El tiempo máximo de estadía es de un año; es posible renovar, pero no antes de seis meses.

La remote work long-term visa (visa tipo L-802) está diseñada para trabajar desde Islandia por hasta 180 días. Una condición para una visa a largo plazo es que el solicitante no tenga la intención de establecerse en Islandia.

Fuente: http://www.businesstrend.com.ar/nomades-digitales-otra-modalidad-para-el-mercado-laboral/#:~:text=Argentina%20busca%20atraer%20a%20los,de%20ellos%20con%20t%C3%ADtulo%20universitario

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *