• Se basa en usar una malla extremadamente delgada que se puede usar a modo de láminas flexibles
  • El sistema funciona con energía eléctrica y tiene la ventaja de calentar de forma uniforme

Estamos metidos en plena ola de frío con bajas temperaturas que atenazan a buen parte de la península, un momento en el que los sistemas de climatización para calentar la casa cobran más protagonismo que nunca.

Conocemos los más habituales como radiadores, estufas o sistemas de aerotermia, pero junto a estos hemos visto también como se puede convertir una pared en un radiador gigante. Y en este sentido gira la propuesta de una empresa, The Warming Surfaces Company, que ha diseñado un sistema de hace que las paredes funciones como radiadores de bajo consumo.

Radiadores en todas partes

Esta empresa de origen finlandés ha ideado un laminado que transforma paredes y suelos de casa en radiadores de bajo consumo. El desarrollo responde al nombre de Halia. Se trata de un laminado térmico más fino que el papel, que la startup finlandesa ha desarrollado junto con Surforma SA.

En palabras de Jani-Mikael Kuusisto, director ejecutivo y cofundador de The Warming Surfaces Company, el desarrollo de estas láminas se basa en una malla metálica pero con la particularidad de ser tan delgada que puede insertarse en una lámina que luego se coloca en la pared, en el suelo o incluso usarse en mobiliario de casa.

Casi cualquier elemento de casa puede transformarse en un radiador de bajo consumo.

Las láminas creadas, con las mallas ocultas en el interior, se encargan de generar un calor que se distribuye por radiación, el mismo sistema que emplean los suelos radiantes a los que ya estamos acostumbrados. La diferencia es que en lugar de usar tubos con aire o agua, emplean conductores metálicos flexibles muy finos que se calientan mediante una corriente eléctrica de baja potencia.

El secreto de su escaso grosor es lo que hace que sea muy moldeable y se pueda adaptar fácilmente casi a cualquier forma y elemento. Desde paredes y suelos a paredes, pero también de distintos materiales, incluso tejidos.

Las mallas tienen unas mediadas de 320 milímetros de largo por 220 mm de ancho, y están fabricadas con conductores como aluminio, cobre y aleación de cobre y zinc. Estas mallas están conectadas a una unidad central de procesamiento y esta a la red eléctrica o a una batería. El resultado de esta mezcla es que ofrecen unos 70 vatios por metro cuadrado de instalación, con un máximo de 600 vatios.

Según la empresa, estos paneles se pueden incorporar en obras nuevas pero también en viviendas ya edificadas. Y al estar distribuidas como si fuesen una resistencia gigante, calientan de forma uniforme.

Además, por su componente electrónica y por zonas, permiten controlarlas de forma independiente para calentar distintas zonas de la casa y además integrarse en la domótica del hogar inteligente.

The Warming Surfaces está trabajando con distintas empresas para integrar su sistema de láminas Halia. Por ahora, no está disponible para comprar.

Fuente: xatakahome.com

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *