Luego de las fiestas y las vacaciones, es el momento de proponernos rutinas y de repensar cada uno de los espacios de nuestro hogar.

Integrados y llenos de energía positiva, en 2023 los ambientes minimalistas y elegantes conviven con coloridos objetos de diseño.

Nuestra casa es un reflejo de nuestra energía. Debe expresar quiénes somos y ser funcional a nuestro estilo de vida. Más allá de cualquier tendencia, es fundamental que decoremos nuestros espacios según la energía con la que nos sintamos cómodos y felices.

Nuestra casa debe ser nuestro refugio, donde resguardarnos y cargar energía luego de un día difícil. Puede ser cálido, elegante o minimalista, lo importante es que nuestra casa nos haga bien.

En cuanto a las tendencias para este 2023, el eclecticismo va a reinar en su máxima expresión. Toques minimalistas y elegantes, en tonos cálidos y maderas, podrán contrastar con coloridos rincones y objetos de diseño. Todo podrá coexistir.

Deconatura

Sin dudas, luego de la pandemia valoramos más los espacios abiertos y reivindicamos el contacto con la naturaleza, que siempre nos hace sentir bien. Es por esto que los jardines, los patios o las terrazas ya no son suficientes. La naturaleza entra a casa en todos y cada uno de los ambientes siendo los balcones los grandes protagonistas de este año.

La naturaleza ingresa a los ambientes a través de grandes ventanales. Calidez y buena vibra que hacen bien.

Una opción que es tendencia son los jardines verticales que ocupan muy poco espacio y permiten incluso desarrollar una huerta propia.

¿Plantas? Claro. Todas las que puedas cuidar. Este año las casas se verán pobladas de verde.

El mar también estará presente a través de la paleta de colores. Los colores cálidos y tierra se encontrarán con un azul profundo en espacios como el baño.

Vida natural y vida saludable plagada de rincones especiales donde disfrutar de una lectura o de una meditación, esta es la tendencia que se impone en 2023; una vida balanceada, funcional y sana.

El azul del mar combina con colores cálidos y tierra en este baño que invita a relajarse y disfrutar.

Espíritu setentista

Todo vuelve. Si bien algunos más conservadores van a seguir apostando al minimalismo, veremos crecer cada vez con mayor fuerza la opción por los colores cálidos y saturados: amarillos, rojos y fundamentalmente, verdes. Se verán combinaciones atrevidas y algunas casas se transformarán en una verdadera galería de arte pop.

Back to black

El negro seguirá siendo el elegido para marcar el toque chic y elegante. Azulejos con un acabado perfecto, mesadas, bachas, techos y suelos, el negro será un jugador clave en todos los espacios.

Negro y madera, una combinación sofisticada con fuerza natural.

Sin embargo, la paleta terra será la gran tendencia este año. Desde el beige a la última gama del marrón, este año serán los colores favoritos que poblarán nuestras casas.

Art Decó

Esta tendencia pisará con fuerza en 2023 llenando de elegancia y distinción todos los espacios.

Los colores en acabado brillante, los dorados y blancos vuelven con fuerza, otorgándole mucha personalidad a los ambientes.

Tonos brillantes, dorados y blancos serán los protagonistas y darán un estilo único a tus ambientes acompañados de vidrios de colores, puertas en arco y espejos.

Piezas únicas

La vuelta de la madera como tendencia y el apogeo de los objetos hechos a mano, serán la marca de este año en el que elegiremos aportar una cuota de calidez a cada rincón del hogar.

El objetivo para este 2023 es claro: un mix entre la decoración escandinava y la japonesa que se une al eclecticismo y la estridencia de los colores para dar lugar a espacios acogedores, equilibrados y funcionales, orientados a una forma de vida cada vez más natural y saludable, pero que -sobre todo- reflejan quiénes somos.

Fuente: lavoz.com.ar

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *