Esta cabaña de 45 m² situada en Segovia está compuesta por materiales aislantes y tiene todo lo necesario para desconectar en la naturaleza

Esta tiny house sostenible de 45 m² está en medio de un robledal en Segovia.

El estudio español de arquitectura tini living presenta uno de sus últimos proyectos, una tiny house sostenible de 45 m² en la provincia de Segovia. La cabaña ha estado pensada específicamente para colocarse en medio de un robledal, por lo que se integra al espacio de forma muy natural.

Además, los materiales han sido escogidos para soportar las bajas temperaturas. Está compuesta por un total de 14 cm de materiales aislantes que logran conservar el calor en el interior de la cabaña. 

Sostenible y eficiente

Sostenible y eficiente son las dos palabras que mejor definen esta construcción. 

Situada en medio de un robledal, ha sido diseñada para garantizar un aislamiento gracias a materiales como poliestireno y PET reciclado.

Al estar reciclados, son materiales con un mayor respeto por el medio ambiente.

La eficiencia del lugar se observa en la distribución de las diferentes estancias, que ha sido ideada para lograr un mayor espacio visual. 

Aprovechar el espacio

Uno de los objetivos principales de los arquitectos era aprovechar el espacio al máximo.

Por eso, en la habitación principal se sitúan la sala de estar, la cocina y el baño. 

Gracias a su diseño minimalista, se consigue crear una sensación agradable y visualmente se trata de un espacio confortable y espacioso

Un espacio privado

La sala más pequeña está ocupada por el dormitorio principal.

De esta manera, se consigue un espacio más reservado, alejado de las zonas comunes.

A la temperatura ideal

Gracias a los materiales aislantes, se logra un excelente control térmico.

Así, se consigue que el interior se conserve fresco en verano, y que la temperatura aumente y sea más cálida durante los meses fríos. 

Además de la madera y el acero, las paredes están cubiertas de OSB (tablero de virutas orientadas), que añade más aislamiento térmico, a la vez que crea un ambiente agradable.

Unas vistas impresionantes

Acero y madera se unen para lograr que esta cabaña se expanda en su interior. 

La madera ha sido termotratada previamente, por lo que garantiza una temperatura agradable durante todo el año.

Además, la terraza consigue que se proyecte una vista de todo el paisaje de alrededor. 

Conectada con el entorno

Esta mini casa ha resultado en un lugar elegante, eficiente y sostenible, perfecto para los amantes del espacio exterior. 

Tecnología y naturaleza se unen para conseguir una construcción armoniosa que conecta con el entorno y demuestra, una vez más, que es posible construir una edificación respetando el medio que la rodea. 

Fuente: arquitecturaydiseno.es

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *