EnovaQ es un muy interesante invento que te permite tener agua caliente solo 2 segundos después de abrir el grifo. Te contamos sus principales características.

Tener agua caliente de forma instantánea al abrir el grifo suena a utopía para muchos, pero un invento francés promete hacerlo realidad. Se trata de EnovaQ, un desarrollo de HWQ Concept que se presenta como una solución inteligente y que no desperdicia un recurso tan valioso como lo es el agua.

El elemento más atractivo —e impactante— de EnovaQ es que permite tener agua caliente entre 2 y 5 segundos después de abrir el grifo. Esto representa un cambio monumental en comparación con lo que sucede en la actualidad, donde es bastante común esperar hasta 40 segundos para que comience a salir caliente, llevando a que varios litros de agua se vayan por el drenaje.

Lo interesante de EnovaQ es que se basa en tres fases. Vale aclarar, antes de avanzar, que su implementación no se ha pensado para una vivienda única, sino para lugares en los que conviven muchas personas en simultáneo y donde se utiliza un sistema de producción de agua caliente centralizado —una caldera, por ejemplo—. Es por ello que su instalación se ha diseñado para edificios de apartamentos, hoteles u hospitales.

¿Cómo funciona EnovaQ, entonces? El invento de HWQ Concept utiliza una bomba motorizada o motobomba que se conecta a la caldera del edificio. La misma inyecta el agua caliente en una tubería de solo 5 milímetros de diámetro que llega, por ejemplo, hasta el apartamento del usuario a una presión de 80 bar. Esto significa que el agua viaja desde la fuente hasta el grifo a una velocidad de 60 kilómetros por hora.

El sistema incluye manorreductores para evitar daños en las instalaciones domiciliarias por la alta presión y la velocidad a la que se propulsa el agua. Gracias a las válvulas reductoras, el agua caliente sale por el grifo a una presión constante de 3 bar.

Agua caliente en el grifo en solo 2 segundos, gracias a EnovaQ

El sistema de EnovaQ se basa en tres fases:

  • La primera es la de la provisión de agua caliente de forma instantánea; en un lapso de 2 a 5 segundos, dependiendo de la distancia desde la caldera. El tiempo mínimo de espera es para un grifo instalado a 8 metros de ella, mientras que el máximo es para uno a 35 metros. Como ya dijimos, esto se realiza a través de una tubería de apenas 5 milímetros de diámetro en el que se inyecta el líquido a alta presión desde la caldera a través de una bomba. Pero lo interesante aquí es que ese tubo se encuentra dentro de otro de mayor diámetro. Esto permite expulsar el agua fría de forma automática desde la cañería pequeña hacia la más grande, dándole salida a través de una válvula de escape.
  • La segunda es la del consumo de agua caliente propiamente dicho. Con el agua fría ya expulsada de la tubería, la válvula de escape se cierra para permitir que el agua caliente fluya de forma constante, sin importar por cuánto tiempo se mantenga abierto el grifo. Eso sí, los creadores de EnovaQ mencionan que durante esta instancia se reduce gradualmente la presión de la bomba motorizada, siempre y cuando esto no afecte el ritmo con el cual el usuario está recibiendo el agua caliente.
  • La tercera y última fase consiste en la recuperación del calor contenido en las tuberías. Al cerrar el grifo, la bomba se apaga de forma automática. Entre 2 y 3 minutos después de ocurrido esto, se drena el agua caliente que queda en las cañerías, introduciéndole agua fría y enviándola de nuevo hacia la fuente.

Un interesante sistema para ahorrar en el consumo de agua

Más allá de disponer agua caliente en solo dos segundos, otro aspecto muy interesante de EnovaQ es que promete reducir el consumo. De acuerdo con el fabricante, el sistema es tan eficiente que puede reducir el importe de una factura domiciliaria de agua en un 30 %.

Como ejemplo, mencionan que esto representaría un ahorro de unos 3.000 euros anuales para un edificio de 25 apartamentos. Además, cada usuario puede controlar cuánta agua está utilizando a través de una app para móviles. Los desarrolladores franceses mencionan el uso de inteligencia artificial, aunque no explican demasiado al respecto.

Eso sí, el precio a pagar por EnovaQ depende de cada caso en particular. HWQ Concept explica que su producto se ha pensado para su instalación al momento de la construcción del edificio que desee implementarlo. Ojo, esto no significa que no pueda utilizarse en construcciones ya existentes. Pero avisan que hacerlo de esta forma es más difícil —hay que realizar varias modificaciones a la instalación de agua, después de todo—, y eso se traduce en un coste más elevado.

Está claro que EnovaQ se presenta como un invento revolucionario y capaz de cambiar la calidad del acceso al agua caliente a muchas personas. Según el fabricante, la presión de la bomba motorizada es suficiente para llevar el agua a alta velocidad a una distancia de hasta 40 metros, partiendo desde la caldera. Esto significa que el sistema se puede implementar en edificios de hasta 14 plantas.

Fuente: hipertextual.com

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *