El desarrollo de esta energía renovable abrió un nuevo mercado e incluso hay firmas que se especializan. Los aspectos que consideran los expertos a la hora de evaluar un terreno como el indicado.

Un nuevo mercado inmobiliario se disparó por estos días en San Juan: el de la venta o alquiler de los terrenos con perfil para el desarrollo fotovoltaico a raíz de las crecientes inversiones en el rubro. Según datos oficiales del Gobierno de San Juan, el 46% de los parques solares en operación de la Argentina se encuentran en esta provincia y sumando todos los proyectos solares adjudicados a través de las rondas 1, 1.5 y 2 de RenovAr y los proyectos presentados a través del MATER (Mercado a Término de Energías Renovables) San Juan se encuentra en el primer lugar del país en cantidad de proyectos, con más del 30%. Este marco dio lugar al nacimiento de un nicho de negocios excepcional como el inmobiliario, al punto tal de que algunas de las firmas locales ya cuentan con el asesoramiento específico al respecto.

Creció la expectativa entre quienes tienen terrenos improductivos y que ven en este momento una oportunidad, pero no todos cumplen con los requisitos, que cuenten con un terreno con gran exposición solar no significa que califique.

Precisamente para que el terreno tenga condiciones debe cumplir con ciertas pautas. En principio hay que considerar las zonas geográficas con mejor radiación solar. Los terrenos deben ser de gran extensión y su topología tiene que ser lo más plana posible, ya que de ello depende el sostén de los paneles solares que eventualmente puedan instalarse en el lugar. Es preferible que sean pedregosos a arenosos, porque en este último caso un viento puede levantar los paneles y dañarlos, mientras que en el otro es más ideal para instalar una estructura de sostén.

El otro punto clave y también uno de los determinantes, es la infraestructura eléctrica. Es que cualquiera que produce energía debe trasladarla, tanto a un consumidor final o para venderla a la red eléctrica. Serán necesarias líneas de alta tensión en el caso de los grandes proyectos y en algunos proyectos más chicos pueden usar otras menores, pero siempre se tiene en cuenta al momento de las definiciones. Vale destacar que la energía que no se consume puede obtener el beneficio de lo que se conoce como generación distribuida, actividad en crecimiento y que según datos del Ente Regulador de la Electricidad (EPRE), desde julio pasado ya existen en la provincia 18 usuarios generadores habilitados, la mayoría de ellos vinculados a industrias y comercios.

Si se cumplen los requisitos y el terreno califica, se establece un contrato bajo la figura del usufructo o derecho real de superficie que permite el arriendo del lugar hasta por 30 años. En el caso de interesados en comprar, deberán pensar en cifras en dólares. Además de una política clara en cuanto a propiciar el desarrollo de la energía fotovoltaica,  la evolución de la incorporación de la energía solar va de la mano de la evolución de la electrónica, ya que se mejoran los rendimientos por superficie. El costo de la energía solar viene bajando de manera exponencial, en 10 años vale un 10% menos de lo que valía porque cada vez es más barata la tecnología de base, así por ejemplo si en 2010 instalar 1 MW salía 10 millones, hoy está en menos de 1 millón.

La quita de subsidios de las tarifas de luz fue otro de los factores de incidencia, ya que hizo más accesible la posibilidad de poder instalar paneles para una pyme industrial, además de inyectar al sistema el excedente y descontarlo de la factura de electricidad.

En San Juan existen 24 centrales generadoras inyectando energía eléctrica al Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), de las cuales el 67% es de origen solar fotovoltaico con 16 plantas, 30% es de origen hidráulico con 7 plantas y una central térmica alimentada con Gas Natural que opera en momentos de muy alta demanda durante el año, principalmente en los meses de julio y enero.

A considerar

Tips para los interesados en consultar por un terreno de perfil fotovoltaico

1- El mercado mayorista que requiere de 100 megavatios para arriba, necesita de extensiones de 500 hectáreas en adelante.

2- Para una pyme mediana, las empresas requieren de terrenos con un promedio de 20 hectáreas. Se necesitan dos hectáreas para instalar 1 megavatio de potencia.

3- Estas extensiones deben estar cercanas a líneas de 132Kv y preferentemente de 500Kv.

4- Se espera llegar a una segunda etapa, cuando el sistema de generación distribuida esté más extendido y ya se pueda pensar en superficies menores de hasta 10 hectáreas.

Fuente: https://www.mdzol.com/dinero/2022/9/18/el-boom-inmobiliario-de-san-juan-en-terrenos-con-perfil-fotovoltaico-275473.html

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *