Las tiny houses siguen causando furor en todo el mundo. Así sean permanentes o con ruedas para trasladarse fácilmente a cualquier lugar, estas mini casas enamoran con su diseño y se consagran como una alternativa de bajo costo, tanto al momento de su construcción como del mantenimiento.

Y precisamente por estas razones es que cada vez es más habitual encontrarse con propuestas de pequeñas casas. Es el caso de ‘tini S,’ la vivienda prefabricada de 23 m2 que no renuncia al confort ni al estilo. Acá te la mostramos en detalle para que lleves sus trucos a tu casa.

Emplazada en un terreno repleto de vegetación, esta mini casa sorprende con un aprovechamiento máximo: está repleta de espacios de guardado empotrados en las paredes y también cuenta con muebles funcionales con lugar de almacenamiento extra (como la cama).

Por otro lado, la casa «se amplia» gracias a dos ventanales en esquina, que parecen desdibujar los límites entre interior y exterior, y permiten el ingreso de un buen caudal de luz natural, contribuyendo así a que el espacio parezca más amplio visualmente.

Los interiores de la casa son súper cálidos y simples. La madera de abedul se hace presente en las paredes mientras que el suelo es de roble. Además, marcan un rico contraste con la «ruda» fachada de madera quemada.

Fuente: parati.com.ar

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *