Los residuos de las obras se pueden emplear nuevamente en proyectos de construcción.

Construcción residuos

La construcción contribuye alrededor de 6.8% del Producto Interno Bruto (PIB) de México. No obstante, a pesar de ser un sector que genera ingresos, es de las industrias más contaminantes.

En el sitio oficial del Senado menciona que de la producción de 6.5 millones de toneladas de desechos, 11% provienen de la construcción.

No solo empresas que se dedican a crear materiales para la construcción implementan estrategias para ser más sustentables, las constructoras también tienen una responsabilidad en cuanto a los residuos que se generan en las obras.

En 2004 surgió en la Ciudad de México la norma PROY-NADF-007-RNAT-2044, que establece la clasificación y especificaciones de manejo de residuos de la construcción en la ciudad. Bajo esta norma surgió la necesidad de contar con empresas, que se dedicarán a realizar los procesos necesarios para clasificar y reciclar los residuos.

Los residuos que pueden surgir en las obras de construcción son los de demolición de estructuras, como escombros, concreto, ladrillos, madera y metales. Los residuos de excavación que son tierra, rocas y piedras. De construcción que son lo que se generan durante la construcción de la obra, como materiales, sobrantes, envases de productos, plástico y papeles. Residuos peligrosos, aquellos como los materiales de construcción que tengan amianto, pinturas con plomos y productos químicos.

Enrique Granell Covarrubias, gerente técnico de Concretos Reciclados, empresa dedicada a trabajar con residuos de la construcción, explica que independientemente del tipo de construcción, una obra por metros cuadrados puede generar hasta 450 kilos a media tonelada de residuos, aptos para reutilizar. Cualquier tipo de residuo dentro de la construcción puede ser reutilizado.

Manuel Sirtori Caparroso director de concreto Holcim México (cementera de origen suizo), que los materiales se pueden reutilizar más de una vez con los procesos correctos.

El proceso de reutilización

Para comenzar a trabajar con los residuos, en Concretos Reciclados clasifican tres diferentes residuos. El primer grupo consiste en arena, grava y cemento. El segundo se conforma de materiales mezclados, como tabiques, tubos, terrazo, arcilla, piedras, entre otros y el último es el grupo de fresados o carpetas asfálticas, que se conforman de asfalto y grava.

Una vez que se encuentran divididos se trituran los residuos y posterior a ellos se clasifican por tamaños, y es con base en lo que piden los clientes.

Los usos de los residuos en la construcción

Una vez que estén demolidos los materiales estos pueden ser utilizados para realizar nuevos concretos, bases hidráulicas, calles y carreteras. Se pueden implementar como material para rellenar cimentaciones, utilizarlos para base, en banquetas y en cualquier obra de infraestructura. Y con los materiales asfálticos, se pueden volver a utilizar para hacer bases del mismo material, concretos en frío, y mezclas en frío para evitar que se queme con residuos fósiles.

Manuel Sirtori menciona que plantas en Suiza y Francia utilizan estos residuos que se encuentran procesados dentro del concreto y de los cementos de esta marca.

Ambos expertos mencionan que no solo los usos se pueden ver dentro de los materiales de construcción ha generado empleos, desde personas que utilizan la maquinaria, hasta transportistas para llevar los residuos para procesarlos y posteriormente llevarlos a la empresa para emplearlos en el material que deseen.

Esta alternativa permite que el sector de la construcción cumpla con sus objetivos de convertirse más sustentables, como la del cemento. En México la Cámara Nacional de Cemento (Canacem) ha lanzado la Hoja de Ruta México, que consiste en que la industria del cemento mexicana informe sus acciones a liderar para alcanzar los objetivos sustentables, principalmente en la reducción de emisiones de CO2. La meta del documento es reducir para 2030 la intensidad de emisión directa de CO2. Para lograr este objetivo se establecieron dos ejes principales. Aumentar la tasa de coprocesamiento de residuos hasta 32% y la reducción promedio de clínker para utilizar otros elementos dentro de los concretos.

Fuente: obras.expansion.mx

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *