La relación entre la energía y los seres humanos es inevitable y es que nuestra sociedad necesita de ella para cada uno de los procesos que permiten que la estadía en el planeta tierra sea de cierto modo placentera, de allí que se necesite de energías limpias, baratas y que no ofrezcan una amenaza para el medio ambiente. Es aquí donde el protagonismo de la energía solar es destacado y por eso vale la pena conocer al detalle los tipos y los usos que entrega este tipo de energía.

energia sol ambiente utilidad

La energía solar sin dudas es la de mayor abundancia a nivel mundial y esto debido a que el sol es una fuente inagotable de ella, además su distribución es mundial y logra ser aprovechada desde los polos hasta los niveles tropicales del planeta tierra. La gama de aplicaciones de este tipo de energía es muy amplia, por lo que a continuación podrás disfrutar de sus diversas aplicaciones y por supuesto de los usos y las técnicas de producción permitidos por ella.

Los tipos de energía solar basados en el modo de producirla

La energía solar esté presente en una gran variedad de tipos o mejor dicho en formas de generarla mediante la captura y el aprovechamiento de los rayos solares. Recordando que el fin supremo de la misma es la transformación del calor irradiado por el sol en energía aprovechable y que generalmente se traduce en electricidad. Es aquí donde las aplicaciones de la energía solar difieren en dependencia del tipo de panel solar instalado.

La energía solar térmica

Este tipo de energía es conocida como energía térmica directa, la misma es producida mediante paneles solares térmicos que generalmente son instalados en los techos y en las fachadas de las edificaciones. Su principal uso se basa en calentar el agua para emplearla sanitariamente gracias a la transferencia de calor entre los fluidos. Es decir, el famoso principio en el que se basan los conocidos calentadores de agua solares.

La energía solar fotovoltaica

Este tipo de energía se produce empleando la luz solar y no el calor, para ello los paneles son fotovoltaicos e igualmente se instalan en los techos, fachadas o en el propio suelo de las casas, tratando de que puedan estar lo más expuesto a la radiación solar. La tecnología es compleja y mediante procesos técnicos logran convertir la luz solar recibida en electricidad, para lograrlo las células fotovoltaicas contienen electrones que se activan (mueven) cuando la luz solar incide sobre ellos.

Un movimiento que genera electricidad que puede utilizarse de inmediato, ser almacenada en baterías especializadas para tal fin o inyectarse a la red de energía externa. Lo que se traduce en evidentes ahorros y hasta en la posibilidad de lograr ganancias si puedes alcanzar una generación eléctrica que supere a la de tus consumos.

La energía solar termodinámica

Este tipo de energía es una mezcla que se produce como el perfecto resultado de la producción de calor y del movimiento de una máquina que evidentemente funciona térmicamente. Para ello, los rayos solares son convertidos directamente en electricidad gracias a la actuación de grandes espejos con forma de parábola que logran la eficiente concentración de la radiación solar.

alumbrado publico radiacion solar

Estos espejos parabólicos han sido dotados de fluidos de transferencia de calor encargados de transportar toda la energía térmica recogida y almacenada (calor). Seguidamente y bajo grandes presiones, las turbinas y los alternadores giran por acción del vapor generado, de este modo se logra la producción de electricidad.

La energía solar aerovoltaica

Esta modalidad utiliza paneles aerovoltaicos, los cuales emplean la combinación de tecnologías de paneles solares térmicos y de paneles solares fotovoltaicos. Su estructura física muestra un par de caras donde la superior está alineada hacia los rayos solares produciendo electricidad al momento de entrar en contacto con la radiación del sol, mientras que la parte inferior está dotada de un contacto solar encargado de captar el calor del sol.

Demás está aclarar que este tipo de paneles híbridos mantiene un rendimiento superior si lo comparas con los convencionales y especialmente en aquellas zonas donde las temperaturas son extremadamente elevadas.

Los increíbles usos de la energía solar

La energía solar ofrece incontables usos y una gran amplitud de utilidades y es que puede perfectamente ser de gran utilidad en la agricultura, en la climatización o la electrificación.

Electrificación: Redes domésticas e industriales tanto en zonas urbanas como para suplir las necesidades de las áreas rurales. Perfecta para el alumbrado público y para colocar en marcha todos los aparatos eléctricos de los hogares.

Climatización: Ya sea para calefacción o para enfriamiento, la energía solar es perfecta para lograr que los ambientes sean amigables y mantengan temperaturas acordes a las diversas exigencias.

Agricultura y ganadería: Provee electricidad a los campos y a las bombas de agua necesarias para el riego de los campos y para muchas otras funciones afines a la cría de animales de corral y para la electrificación de las vallas.

Fuente: https://www.lamansiondelasideas.com/hogar-y-manualidades/tipos-usos-energia-solar/

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *