La marca Stoov cuenta con varios modelos de cojines sin cables que funcionan con tecnología de infrarrojos

cojines térmicos en casa

La marca holandesa Stoov cuenta en su catálogo con diversos productos equipados con tecnología de infrarrojos que, como bien indica el eslogan de la marca, «calientan a las personas, no al planeta», pues la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente son una de sus señas de identidad. Cojines, mantas, cojines para sillas o para mascotas, fundas de cojines o bolsas térmicas con las que podrás entrar en calor y mantenerte a una temperatura confortable donde y cuando quieras.

Cojines térmicos Stoov que funcionan con infrarrojos y te permiten ahorrar en calefacción

Estos cojines térmicos -modelo Ploov-, los cuales puedes llevar contigo y usarlos donde desees, incluso en la oficina, no tienen cables y cuentan con tres modos de calor diferentes para que así elijas la temperatura que más te convenga en cada momento. El modo 1, entre 28 y 32º; el modo 2, entre 35 y 39º; y el modo 3, para los más frioleros, entre 38 y 42º. Cada cojín cuenta con dos lados diferenciados: una parta delantera que es la que emite calor y cuyo color y material puede elegirse de entre los que tienen en su catálogo; y una trasera, en la que la temperatura no cambia -no se calienta-, que puede ser gris o del mismo color que la parte delantera.

cojin térmico Ploov original gris
Cojín térmico Ploov original gris de Stoov

Las opciones de tonos y materiales dependen del tamaño del cojín térmico, que cuenta con varias medidas diferentes: 60 x 90, 25 x 60 cm, 45 x 45 cm y 45 x 60 cm. Entre los tejidos está el original, el clásico de su colección de telas, confeccionado con fibras sintéticas reciclables de alta calidad como poliéster y acrílico, por lo que la tela no se arruga; o el aterciopelado, un tejido sintético de PET reciclado; el lanoso, que se asemeja al pelo de la oveja, no deja pelusas y está confeccionado con fibras sintéticas reciclables de alta calidad como poliéster y acrílico.

También los hay de exteriores, fabricados de 100% olefina, un tejido producido a partir de fibra de polipropileno que es muy resistente tanto al agua como a la suciedad y que no pierde el color con el sol; el tejido de punto, confeccionado con una mezcla de algodón acrílico y cuy reverso no está tejido, sino que es de algodón resistente; y por último, la opción premium, tejido elaborada con hilo Revyva 100 % reciclado con aspecto jaspeado muy duradero y resistente, al agua, las manchas y los rayos solares.

cojin térmico Ploov exteriores
Cojin térmico Ploov de exteriores naranja de Stoov

Entre los colores a elegir, cada tejido tiene sus opciones, pero entre otras destacan gamas que van del azul océano al naranja o el amarillo, además de tonos pasteles en rosa o gris y los siempre elegantes beige, blanco o marrón. Asimismo, también se puede elegir entre dos opciones de batería, una que proporciona entre dos horas y media y cinco horas de calor; y una segunda opción que incrementa en 20 euros el precio del cojín y que proporciona entre cuatro horas y media y nueve horas de calor. Destacar también que la carga de la batería, mediante USB, tarda entre dos y cuatro horas.

Cuidado y beneficios

Respecto a su mantenimiento y cuidado, es importante destacar que el cojín interior, que tiene un tamaño de 43 x 58 cm, no debe lavarse. La funda, en cambio, puede meterse en la lavadora a una temperatura máxima de 40º. Eso sí, no acepta ni lejía, ni limpieza química, así como tampoco secadora ni plancha. Además, de debe recalcar que estos cojines térmicos, así como el resto de productos de la marca Stoov calientan con tecnología infrarroja de 12 vatios 100% segura, pues están equipados con protección contra el sobrecalentamiento. Cuando no lo uses, el cojín térmico se apaga solo.

cojin térmico Ploov premium azul
Cojin térmico Ploov premium azul de Stoov

Con estos cojines no sólo nos mantendremos calientes, sino que hasta incluso nos ahorraremos algo de dinero, pues podremos bajar la calefacción o tenerla encendida menos tiempo a lo largo del día, algo de agradecer actualmente. Además, de esta manera también estaremos contribuyendo al cuidado del medio ambiente, algo por lo que apuesta firmemente esta marca de los Países Bajos. Por si estas razones no fueran suficientes para hacerse con uno, o varios, hay que decir que el calentamiento por infrarrojos reduce el dolor de espalda, cuello y músculos, aporta sensación de calma y estimula la circulación de la sangre.

En cuanto a los precios, dependen del tamaño, el material y el tipo de batería que eliges, oscilando entre los 100 y los 150 euros cada uno, aproximadamente. Como decíamos antes, en el catálogo de Stoov también puedes encontrar mantas térmicas, botellas térmicas, cojines térmicos para sillas e incluso para las mascotas, pues los animales domésticos también se merece estar calentitos y cómodos en casa cuando duermen sus siestas o llegan de sus paseos diarios. Con Stoov, el calor está asegurado.

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *