Una fachada que impacta por su diseño y dosis parejas de materiales fríos versus cálidos, opacos versus transparentes, crean agradables contrapuntos en este proyecto del estudio del arquitecto Leandro Arfuso.

El diseño sustentable dice presente en esta obra con la firma del estudio del arq. Leandro Arfuso (estudio@arfusoarquitectos.com.ar).  La propuesta contempla techos verdes, paneles y termotanques solares, climatización de la pileta por serpentinas que usan energía solar e implantación de vegetación tropical cerca de la vivienda como tamiz para bajar la temperatura.

Una galería calada con círculos para ver el cielo

El diseño exterior de la vivienda propone materiales fríos como el hormigón y el metal, combinados con la calidez de la madera y la transparencia del vidrio. El encanto del paisaje verde le da un valor agregado a esta imponente entrada, rematada por un semicubierto con un techo de hormigón calado con círculos terminados con vidrio por donde se recorta el cielo.

Un living con doble entrada de luz

Este luminoso living contempla una línea de paneles de vidrio plegables con vista hacia un jardín tropical y una serie de aberturas corredizas que lo vinculan con la la galería y el jardín. Los techos y paredes son de hormigón visto, bien contrastado con detalles en madera. Para los pisos, mármol travertino de 40 cm x largo libre, modelo Novecento y una alfombra de yute trenzado.

Cocina y comedor integrados

Cocina y comedor están integrados entre sí y se abren hacia la galería, todos en una clara comunicación. Aquí la mesa de madera suma sillas Eames negras. Como remate, lámparas colgantes de fibras naturales. Centro de mesa. La cocina tiene mesada y barra de Dekton y muebles de MDF laqueados gris oscuro con cajones de madera. Todos los marcos de las ventanas llevan carpinterías de PVC Konig.

Las áreas privadas, despojadas y minimalistas

El dormitorio principal, con vista a la laguna, contiene un respaldo varillado en madera de petiribí y un largo rack a sus extremos utilizado como mesa de luz madera también en petiribí. El baño de la suite tiene una gran mesada de Calacatta y una mampara que separa de la ducha. El piso es de travertino.

Subiendo las escaleras, un pasillo de distribución hacia los dormitorios se aprovechó para ubicar un cómodo escritorio. Todo el frente de vidrio suma unos parasoles verticales que cuelan el sol del oeste en el frente de la planta alta, protegiendo el pasillo y la zona de trabajo. 

El cuarto infantil, también con vista a la laguna, se diseñó en tonos cálidos, con una bibioteca y estantes de madera petiribí.

Juegos de luces y sombras en el contrafrente

El sol sale por el contrafrente y se pone en el frente, motivo por el cual se decidió abrir las fachadas laterales con grandes paños vidriados ganando iluminación e incorporando el paisaje a los interiores. Las pérgolas de hormigón de la galería y de los voladizos de la planta alta, controlan el asoleamiento excesivo y le dan un toque de diseño moderno a toda la casa. La pileta está enmarcada por un solárium de travertinos de  40 cm x largo libre tiene desborde finlandés de piedra Bali negra y revestimiento interior en piedras Bali turquesas.

Fuente: parati.com.ar

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *