Con una rentabilidad estimada del 15% anual en dólares, el desarrollo inmobiliario viene a satisfacer la demanda de vivienda de miles de personas debido al boom demográfico por la explotación de hidrocarburos.

Hasta hace pocos años, Añelo, un pueblo ubicado a 100 kilómetros de la capital de Neuquén, contaba con una población de apenas 2500 habitantes. Hoy tiene más de 8000 y proyecta triplicar su población en cinco años. Y es que debajo de su tierra hay gas y petróleo, suficiente para abastecer de energía a todo el país: Añelo es el pueblo más cercano a Vaca Muerta, uno de los reservorios de hidrocarburos más importantes del mundo – es la segunda reserva de gas y la cuarta de petróleo no convencional.

Desde que en 2013, YPF firmó el acuerdo con Chevron para su explotación, la producción va en aumento y su efecto dinamizador genera miles de empleos directos e indirectos. Debido a esto, el crecimiento de la población y las necesidades de las compañías que se instalaron en la zona generaron una gran demanda de residencias y servicios para sus trabajadores. En una zona en la que por día cruzan el pueblo alrededor de 25000 personas que viajan desde la ciudad de Neuquén con traslados de casi 2 horas de ida y de vuelta, el desarrollo inmobiliario se presenta como una necesidad y una oportunidad única.

En este escenario se inscribe Añelo Nuevo, un proyecto de alta rentabilidad que nace gracias a la alianza estratégica entre Soldati y Acindar – Grupo ArcelorMittal -, para satisfacer la demanda insatisfecha de viviendas.

Hoy en día, la ocupación de viviendas es del 100 % y quienes buscan una residencia en Añelo deben anotarse en una lista de espera. En Añelo hay pocos complejos, normalmente de baja calidad y pequeños en escala. Por eso, cuando las empresas buscan viviendas para sus operarios y gerentes, tienen que ubicarlos en distintas unidades repartidas a través del pueblo. Eso les genera costos extra y un problema logístico que nosotros, en Añelo Nuevo, por su escala resolvemos por completo.

UN PROYECTO CON MÁXIMA RENTABILIDAD

El desarrollo inmobiliario es una urbanización de usos mixtos ubicada en la entrada de Añelo, sobre la Ruta Provincial 7 a solo 900 metros del pueblo. En su primera etapa contará con seis edificios de viviendas y un Paseo Comercial de más de 1.500 m2 que aportará servicios tanto a su comunidad como al pueblo.

Además de unidades residenciales, Añelo Nuevo contará con oficinas, salas de reuniones, espacios de usos múltiples y otros amenities entre los que se destacan áreas descubiertas parquizadas y sectores con parrillas.

Añelo Nuevo está en su primera etapa, con los primeros cinco edificios completamente vendidos y comercializando el sexto. Están ofreciendo por stock y plazo limitado unidades a un precio de contado de USD 58.000 y proyectan una renta mensual desde los $ 180.000 a partir del séptimo mes de realizada la inversión. Estiman un rendimiento en el corto y mediano plazo en el rango del 12 al 15 % anual en dólares, cuando actualmente en CABA, en barrios como Palermo o Belgrano, esa rentabilidad no supera el 2,25 %. El proyecto tendrá los beneficios de la Ley 27.679 – Régimen de blanqueo de capitales para la construcción.

Los inquilinos no serán usuarios particulares, sino las empresas petroleras y de servicios generales que alquilan viviendas para sus empleados. Los alquileres serán temporales y se ajustarán periódicamente en pesos tanto por inflación como por la oferta y demanda de viviendas.

Un plus que presenta el desarrollo inmobiliario es su atractiva oportunidad de inversión: Soldati les ofrecerá a los propietarios participar de un pool de renta. Esto significa que, si bien cada comprador contará con su título de propiedad y podrá disponer libremente de la vivienda, tendrá la opción de que una empresa administradora se encargue integralmente de la administración, operación y gestión de los alquileres de sus unidades.

CONSTRUCCIÓN INNOVADORA EN TIEMPO RÉCORD

Soldati se alió con Acindar, empresa encargada de la construcción a través de un sistema innovador que se basa en paneles premoldeados de hormigón. Este tipo de construcción industrializada y modular permite terminar la vivienda en solo 6 meses y minimiza errores, desperdicios y costos. Por otro lado, son viviendas sustentables y eficientes a nivel térmico, lo que reduce hasta un 40 % el consumo energético de los aires acondicionados.

El sistema modular aplicado utiliza una calidad inigualable de hormigón que es combinado con mallas especiales de acero y placas de poliestireno que permiten una aislación tanto térmica como acústica, y un bajo costo de mantenimiento.

La entrega de los cinco primeros edificios se prevé a partir de noviembre de 2022 y el sexto edificio para febrero de 2023. En esta primera etapa, se entregarán 180 unidades de dos ambientes, de 35 m² cubiertos, con una extensión de unos 12 m² adicionales. Cada unidad contará con cochera descubierta, DVH, carpinterías de PVC, pisos vinílicos símil madera, aires acondicionados y conexión a internet y TV por cable en cada ambiente.

Fuente: https://www.cronista.com/brand-strategy/anelo-nuevo-el-proyecto-inmobiliario-que-nace-en-el-corazon-de-vaca-muerta-con-maxima-rentabilidad/

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *