Muchos locadores se muestran reacios a aceptar los seguros, a pesar de que las exigencias para ingresar a una vivienda en la Ciudad de Buenos Aires se vuelven prohibitivas. Cuánto cuesta cada alternativa.

Buscar y conseguir una vivienda para alquilar en la Ciudad de Buenos Aires es, de entrada, una tarea difícil. Maratónica, si se trata de un espacio lindo, cuidado y que cumpla con las características deseadas. Casi imposible, si se quiere encontrar un lugar en precio, con un contrato claro y enmarcado en la Ley de Alquileres, y donde las condiciones de ingreso no sean prohibitivas.

Comprobante de ingresos, muchas veces con mínimos excluyentes; garantía de alquilergarantía propietaria, que por lo general deben ser de inmuebles ubicados en la Ciudad, que no esté registrada como bien familiar ni de una persona jubilada; garantía personal del inquilino; depósitopagos por adelantado; gastos de inmobiliaria. La lista de requisitos puede resultar abrumadora.

En este contexto, la Ciudad, a través del Instituto de Vivienda de la Ciudad, lanzó el programa “Garantía + Fácil”. Se trata de un programa que le permite a los inquilinos acceder a un seguro de caución con una bonificación del 70 por ciento del costo de la prima.

Sin embargo, en un momento marcado por un fuerte lobby contra la Ley de Alquileres, con un mercado sacudido por la falta de espacios destinados a los alquileres tradicionales, con cada vez más departamentos ofrecidos por las plataformas digitales, y los departamentos vacíos que se expanden por toda la ciudad, no es raro encontrar resistencias.

Es que, si bien los especialistas señalan que los seguros de caución son incluso más seguros y prácticos que las garantías propietarias, los locatarios muchas veces se siguen manifestando reacios a aceptar estas alternativas. Y, como siempre, el damnificado es el inquilino, que suma una nueva barrera a la difícil tarea de mudarse.

Seguro de caución vs. garantía propietaria

Qué dicen los propietarios

En concreto, el seguro de caución es un tipo de garantía que otorga una compañía de seguros con el objetivo de cubrir posibles pérdidas producidas en caso de que el inquilino no pague la cuota del alquiler.

Desde el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios porteño (CUCICBA), aseguran que están haciendo una tarea de “docencia”, para explicarle a los propietarios que los seguros son una “buena alternativa”.

Soluciona cuando hay alguien que no tiene la posibilidad de pedirle a un familiar o conocido un inmueble en garantía. La gente que no quiere es porque desconoce. Porque al principio solo esto funcionaba para el mes de alquiler, y no cubría las expensas y servicios. Hoy es más amplio.

Para aquellos que sí cuentan con un conocido propietario en la Ciudad, las garantías son mucho más económicas, debido a que sólo se abona el costo de la certificación con un escribano. Pero aclaró que, en este último tiempo, las financieras están dando muchas más flexibilidad en los costos y pagos en cuotas para poder acceder a un seguro.

La voz de los inquilinos

En los últimos diez años “proliferó” mucho el tema de los seguros de caución como alternativa por las dificultades a la hora de conseguir garantía propietaria.

Esto se lo viene aceptando. Fomentado muchas veces por las inmobiliarias que tienen algún tipo de comisión. Por lo general los aceptan. De cada diez, cinco contratos tienen este tipo de garantías.

La dificultas muchas veces son los costos, pero a la gente no le queda otra porque no tiene un garante pagador. Estas empresas son garantes hasta cierto punto, cierto monto y tiempo. No responden con toda las responsabilidades de un garante común.

Mucha gente no tiene garante, lo que en su momento se pedía. Entonces, optan por esto. El locador, si se asesora, le van a decir que no es lo mismo que un garante que responde con todo su patrimonio, esa es la principal diferencia.

Cuánto cuestan los seguros de caución para alquilar

Si se consultan aseguradoras online, por ejemplo, se ofrecen, para departamentos con alquileres mensuales de $80.000 y $20.000 de expensas, garantías de caución por cerca de $150.000.

En tanto, otras son un poco más caras, pero ofrecen planes de financiamiento, pagando, por el mismo monto, una base de $54.000 y 5 cuotas de $32.000.

La posición de la Ciudad

En tanto, desde el propio gobierno porteño aseguraron que están “apostando” a que el seguro de caución sea “más accesible económicamente” para poder beneficiar tanto al inquilino como al propietario.

 Si el propietario tiene un problema, cobra entre uno y tres meses. Si tenés que ejecutar una garantía propietaria tardás mucho más.

Además, ¿Qué pasa si en dos meses mi garante decide vender el departamento? Esos propietarios no le pueden reclamar a nadie. Lo mismo pasa con las financieras, que no solo son más caras, sino que las brinda una SA. ¿A quién le vas a reclamar si quiebra? Los seguros tiene un sistema de respaldo. 

Fuente: Página 12

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *