• La empresa japonesa inQs está detrás de esta tecnología
  • El vidrio tiene la tecnología ‘Solar Quartz Panel’

Los inventos para conseguir energía y rebajar la factura de la luz aumentan cada día. En un principio, los que se encontraban en el trono del sector fotovoltaico eran los famosos paneles solares, hoy estos paneles se han convertido en rejillas de persianas, paredes y ahora en vidrios solares transparentes que se instalan en las ventanas.

Hablamos de un invento japonés basado en un vidrio solar de cuarzo de silicio transparente que tiene la capacidad de capturar el espectro de luz y así convertirlo en energía. De esta forma convierte todas las ventanas en un panel fotovoltaico perfecto para ser instalado en casas u oficinas.

En esta innovación entra en juego la empresa japonesa inQs con su tecnología SQPV (Solar Quartz Panel). Una alternativa de energía renovable elegante y versátil, que abre la integración de la energía solar a diferentes entornos.

Funcionamiento de la tecnología

Este desarrollo solar transparente no captura la energía del espectro de luz visible, ya que aprovecha la luz ultravioleta e infrarroja, permitiendo que el resto pase, y generando electricidad en el proceso sin oscurecer la estancia que hay tras el cristal.

Este revolucionario sistema abre la opción de que se diseñen edificios que cuenten con cristaleras, que, además, de la luz natural que entre para reducir el consumo, al mismo tiempo genere energía con estas ventanas solares transparentes.

Repuestos disponibles en el mercado

«El interior del producto en sí, todo lo que hay aquí está hecho de materiales muy, muy fáciles de encontrar. No hay metales ni tierras raras, y el propio panel se puede eliminar y reciclar de forma fácil y segura. Esto contrasta con los paneles solares convencionales, que pueden ser difíciles de reciclar debido a los materiales que utilizan», explica Rike Wootten, director internacional de la empresa.

Las ventanas solares inQs no solo brindan una tasa de transmisión de luz visible del 75%, la mayor del mercado, sino que también generan energía y reducen la huella de carbono. Por ahora, la compañía japonesa está fabricando esta tecnología en una planta en Tokio e incluso habría comenzado las primeras entregas a los nuevos clientes.

Fuente: eleconomista.es

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *