El concepto de sostenibilidad tan manido en la actualidad resulta hoy también fundamental en la búsqueda de una vivienda. Porque especialmente cuando tenemos la oportunidad de diseñar nuestra propia vivienda, mitigar el impacto ambiental causado por su construcción y mantenimiento es una obligación ética. Y, ¿cuáles son los requisitos para tener una casa sostenible?

La construcción de una casa sostenible implica tener en cuenta aspectos tan importantes como la eficiencia energética, la minimización de residuos o el uso de materiales con un impacto medioambiental mínimo. Son aspectos importantes en lo que conocemos como casas pasivas, casas ecológicas o bioclimáticas. Pero no son los únicos para una arquitectura sostenible. Exploramos hoy seis requisitos clave que debe cumplir una casa para ser considerada sostenible.

Integración en el entorno

La casa debe ser diseñada de manera que se integre armoniosamente con el entorno, respetando la topografía del terreno y la vegetación existente. Además resultará clave  el uso de materiales naturales y de baja huella ecológica que no hará sino contribuir a lograr una apariencia más integrada.

Planificar el diseño del jardín y áreas exteriores de forma que se complementen con el entorno natural, utilizando plantas autóctonas, evitando el uso de pesticidas y promoviendo la biodiversidad también aportará a una vivienda sostenible un gran valor.

Diseño bioclimático

Un diseño bioclimático tiene como objetivo maximizar el uso de los recursos naturales disponibles en el entorno para mejorar el confort térmico de la vivienda y reducir el consumo eléctrico. Tres serán las claves de un diseño de este tipo:

  • Uso eficiente del sol. Las casas bioclimáticas se diseñan teniendo en cuenta la orientación que les proporcione un uso eficiente del sol. En lugares fríos se buscará que los rayos solares penetren en la estructura y los materiales absorban dicha energía. En lugares muy cálidos, en cambio, será necesario proteger la estructura de estos, especialmente en verano.
  • Adecuada calidad del aire. Los sistemas de ventilación mecánicos avanzados, energéticamente eficientes y ecológicos que hacen uso de la aerotermia y geotermia con claves cuando se plantean este tipo de viviendas. También se practica la ventilación cruzada que se basa en generar corrientes de aire naturales en la vivienda, que permitan su renovación y al mismo tiempo mejoren las condiciones climáticas de la misma. Y es que solo así se consigue una adecuada calidad del aire interior y circulación del mismo.
  • Mínimo impacto medioambiental. Estas construcciones buscan utilizar materiales que no consuman mucha energía en su extracción o en su uso y que, por supuesto, no resulten tóxicos. Esta arquitectura busca además mejorar el microclima del entorno construido, respetando todos los principios anteriores.

Materiales de construcción sostenibles

Lo hemos mencionado ya. Una casa sostenible siempre buscará el mínimo impacto medioambiental por que priorizará en su construcción materiales sostenibles. Materiales que no consuman mucha energía en su extracción o en su uso y que, por supuesto, no resulten tóxicos. 

El uso de materiales sostenibles es esencial para reducir la huella ambiental de una casa. Estos pueden incluir materiales reciclados, orgánicos o de origen renovable, como maderas certificadas, piedra local o incluso ladrillos fabricados con residuos de construcción.

Eficiencia energética

Una casa sostenible debe ser capaz de minimizar la cantidad de energía requerida para su funcionamiento diario. Esto se logra a través de un diseño que además de aprovechar los recursos del entorno de manera optimizada, incorpore sistemas de aislamiento de alta calidad, ventanas de doble acristalamiento y tecnologías que aprovechen las energías renovables, como paneles solares o sistemas de calefacción y refrigeración eficientes.

Uso responsable del agua y aprovechamiento de las aguas residuales

Otro de los requisitos para tener una casa sostenible es disponer de sistemas que reduzcan el consumo de agua, como inodoros de bajo flujo, grifos y duchas con reguladores de caudal y sistemas de recolección de agua de lluvia para su reutilización en tareas no potables.

Si, implementar sistemas de captación y reutilización de agua de lluvia, así como también utilizar sistemas de riego eficientes y técnicas de paisajismo sostenible para minimizar el consumo de agua en el jardín es clave para aprovechar de la mejor manera los recursos naturales.

Gestión de residuos

Además de considerar medidas para reducir el desperdicio durante la construcción de la vivienda es importante contar con sistemas integrados de reciclaje y compostaje para minimizar la cantidad de desechos destinados a los vertederos. Hoy en día es posible compostar incluso en una vivienda pequeña y sin espacio exterior, así que el espacio nunca es una excusa.

¿Cumples con la mayor parte de los requisitos para tener una casa sostenible? Solo una casa que cumpla la mayor parte de estos puede ser considerada sostenible, si bien contemplar e implementar solo unos pocos de estos ya es un gran avance en el camino a la sostenibilidad. Teniendo estos en cuenta estarás contribuyendo a la conservación y protección del medio ambiente, al tiempo que disfrutarás de un espacio habitable cómodo y saludable para ti y toda tu familia.

Fuente: decoora.com

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *