Desde la división Real Estate de este grupo empresario, se desarrollan diferentes proyectos inmobiliarios bajo el concepto de arquitectura consciente. Todos los desarrollos cuentan con características que los convierten en obras amigables con el entorno.

Actualmente Grupo Faro Verde cuenta con seis desarrollos. Uno de ellos, Bastión del Este, se inauguró el pasado mes de diciembre, en un evento que celebraba mucho más que el fin de la obra. La empresa cuenta con cinco edificios más en diferentes estadios de construcción, y todos reflejan un interés manifiesto en una nueva forma de concebir la actividad. Su objetivo es generar un negocio alineado al crecimiento de la ciudad y al desarrollo y bienestar de la comunidad. La división Real Estate busca insertarse en una ciudad emprendedora e innovadora, haciendo propuestas orientadas a satisfacer las necesidades de las generaciones actuales y futuras.

El concepto sustentabilidad aparece desde el momento en que se empieza a pensar el desarrollo, y se incorpora en todas las etapas de construcción. La elección del lote, su cercanía con espacios verdes, la zona en la que se ubica, juegan un papel muy importante para el equipo de Grupo Faro Verde Real Estate.

En la etapa de diseño de las viviendas se contemplan cuestiones fundamentales para el bienestar de los futuros residentes. Por eso todos los desarrollos de la empresa cuentan con terrazas, patios, balcones, SUM, etc. Ambientes pensados para la generación de comunidad en el inmueble, además de promover el contacto con la naturaleza y la vida al aire libre.

Uno de los temas más importantes al hablar de sustentabilidad en arquitectura tiene que ver con el ahorro energético. En este sentido se realizan diferentes acciones, como la elección de materiales que contribuyen a reducir la pérdida de temperatura en las viviendas (ladrillos termoeficientes, aberturas DVH). Además, se contemplan espacios en las terrazas para la instalación de paneles fotovoltaicos. La energía generada se usa para el consumo de los espacios comunes de los edificios, lo que reduce significativamente los gastos de expensas de sus habitantes.

Actualmente, la división Real Estate del Grupo Faro Verde junto a otros referentes del sector, se encuentra desarrollando un protocolo para implementar políticas de sustentabilidad durante la etapa de construcción. En una primera fase, se está realizando un análisis de los materiales que se desechan en las obras: plásticos, maderas, metales y cartones. El plan incluirá la identificación de desechos y su volumen, así como su tratamiento y gestión en obra. En la posterior etapa logística se articulará el traslado a los centros de reciclaje de la ciudad, o espacios como Punto Limpio.

De esta forma, Grupo Faro Verde forma parte de una acción colectiva local para incorporar prácticas sustentables durante el proceso de obra.

La sustentabilidad, es  una premisa que atraviesa a todas las empresas que conforman al Grupo. Los mismos paneles fotovoltaicos que se ven en los nuevos desarrollos, también están en la terraza del Hotel Mulen, en la Hostería de la Cascada, así como en los campos propiedad de la empresa. El sistema de separación de residuos que se propone en los edificios, se replica en las oficinas donde trabajan los empleados y en las instalaciones los módulos agrícolas. En síntesis, para Grupo Faro Verde, la clave es seguir evolucionando, entendiendo que siempre hay una mejor forma de hacer las cosas.

Fuente: eldiariodetandil.com

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *