Una selección de habitaciones modernas y originales para garantizar un descanso muy placentero.

Encuentra la inspiración en estos dormitorio modernos que rebosan estilo y calidez.

Es la estancia que nos acoge mientras descansamos y la primera que vemos al abrir los ojos tras el descanso. El dormitorio es la parte de la casa más privada, lo que implica que su decoración debe alinearse con nuestros gustos.  

Para acertar en el interiorismo y hacer que la habitación se vea más bonita, recomendamos apostar por una decoración basada en piezas de líneas sencillas y dar un extra de calidez con los detalles. Asimismo, conviene huir de los colores estridentes, aunque se pueden usar en pinceladas. Los tonos tierra y claros son los favoritos de los expertos en decoración, ya que aportan elegancia y favorecen la desconexión y el descanso. Incluir obras de arte es siempre un recurso acertado para reflejar la personalidad de quien lo habita.

Te mostramos ejemplos de dormitorios modernos, con una decoración actual a la par que atemporal, en los que encontrar la inspiración para dar forma al cuarto de tus sueños.

Integrado en el salón

Cuando los metros cuadrados no abundan y se busca que la luz natural llegue a todas las estancias, se puede optar por soluciones tan estilosas como la que ha conseguido el estudio de arquitectura e interiorismo de Carme Pardo en este dormitorio de una casa de Barcelona. Eliminar el tabique que conecta la zona de noche con la zona de día y usar una estantería como elemento divisorio ha sido la acertada solución usada para ganar luminosidad.  El resultado es un dormitorio moderno que se ajusta a las necesidades del cliente

Protegido por el hormigón

El hormigón texturizado envuelve este dormitorio moderno en el que se respira una paz casi monacal. Para contrarrestar la posible frialdad del material gris se ha aprovechado la calidez de la madera que viste el suelo con grandes láminas. Este material natural también está presente en las mesillas y en improvisados asientos construidos con troncos de árboles. El conjunto es una acertada mezcla que invita al descanso sosegado.

Un dormitorio con obras de arte

La impecable factura propia del estudio Sierra+DeLaHiguera está presente en este dormitorio que forma parte de un piso de Madrid. Sobre el cabecero diseñado a medida por el estudio con la mesilla incorporada, hay acuarelas de Maru Quiñonero. Una alfombra de lana castellana con franjas azules da calidez. 

Con la madera como elemento principal

En este dormitorio un cabecero de listones de madera aporta volumen y textura al espacio y resulta muy decorativo al mismo tiempo que aporta un toque natural y cálido a la estancia. Los listones dispuestos en vertical alargan visualmente la altura del cuarto. La disposición de las estanterías en la pared del cabecero hace un guiño a la asimetría de la estancia y da sensación de modernidad. 

De estilo rústico modernizado

Vigas de castaño, muros de cal, carpinterías de olmo viejo y suelos continuos son elementos que hacen un guiño a la tradición local con los que el estudio mallorquín More Design han dado vida a l dormitorio de esta vivienda ubicada en medio de la localidad de Deià. El minimalismo manda en este dormitorio de líneas modernas y cálidas que invitan al recogimiento.

Comunicado con el baño

Comunicar el dormitorio con el baño es una solución muy original, que se sale de lo convencional, y resulta muy moderno. Para dar cohesión visual al espacio, en las mesillas integradas en el cabecero se ha utilizado mármol, el mismo material empleado para el baño que se contempla desde la cama. Una opción sofisticada y acertada.

Un dormitorio con pinceladas de color

En este dormitorio la elección de una gran alfombra de rayas verdes a los pies de la cama ha sido clave para darle este look actual, a pesar de ser un espacio de sabor rústico determinado por las vigas del techo. Animados cojines sobre la blanca colcha y coloristas lienzos en las níveas paredes contribuyen a dar modernidad y vida al espacio que se ayuda de la madera para introducir calidez.

Con el paisaje de protagonista

Cuando desde el dormitorio se cuentan con unas vistas al mar tan espectaculares como las que disfruta este dormitorio, lo más inteligente es potenciarlas para sacarles todo el partido. Una gran ventana para contemplarlas desde la cama funciona como obra de arte.  Para el resto de la decoración se ha optado por piezas básicas para que nada entorpezca las vistas. 

Un dormitorio con cabecero con almacenaje

Moderno y atemporal, así es este dormitorio diseñado por Pía Capdevila. Su cabecero integra estanterías y algo de almacenaje, lo que lo convierte en una opción perfecta cuando los metros cuadrados escasean. Sobre esta pieza de madera hecha a medida se han apoyado cuadros enmarcados, que pueden cambiarse con facilidad cuando se quiera dar una vuelta a la decoración de la estancia. 

Un dormitorio con cabecero entelado

En este dormitorio de Casa Ayala, un proyecto del arquitecto Héctor Torres, con la colaboración de Juliane Haider, se fusionan elegancia, modernidad y guiños clásicos, como los juegos de madera que conforman el cabecero. También la elección cromática denota una buscada modernidad, ya que la combinación de gris en la madera y crema en los textiles es pura tendencia.

Fuente: arquitecturaydiseno.es

Por jfish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *